¿Qué es mejor, cepillo eléctrico o manual?

En el mercado, hay infinidad de productos para el cuidado bucal, por eso muy fácil sentirse perdido entre tanta variedad, sobre todo en lo que respecta a cepillos dentales. Este tipo de instrumentos para el cepillado se divide en dos grandes grupos: los manuales y los eléctricos, entre los cuales, la mayor parte de la población suele volverse algo indecisa. Por eso estamos aquí, para que esa elección pueda ser más sencilla. A continuación, planeamos dejarte claro todas las ventajas y desventajas que puedan encontrarse en la utilización de cada uno.

Los cepillos manuales son utilizados desde la década de los 30, en estos años salieron al mercado los primeros cepillos con cerdas, para facilitar la higiene bucal, a partir de ahí, la industria fue evolucionando año tras año, a medida que el consumo y la consciencia de la higiene bucal aumentaba.

Debido a la innovación en materia tecnológica y el aumento en las necesidades sanitarias, salió a la venta el cepillo eléctrico, que poco a poco ha ido cambiando para convertirse en lo que conocemos hoy: aparatos muy sofisticados que incluso poseen aplicaciones y conexión inalámbrica, cambiando de manera radical la experiencia del cepillado.

Diferencia entre cepillo eléctrico y manual

Entonces, la diferencia principal entre los cepillos eléctricos y manuales es el precio, donde estos últimos son mucho más económicos que los primeros, lo que no quiere decir que no haya cepillos eléctricos accesibles.

Sin embargo, todas las ventajas que nos ofrecen estos aparatos eléctricos, nos retribuyen la inversión, porque son muy eficaces en la eliminación de placa dental, llegando a ser 100% más que aquella que elimina el cepillo manual e incluso en el blanqueamiento de los dientes, debido a que son capaces de quitar manchas superficiales. Todo esto, gracias a la potencia que tiene su cabezal, que generalmente combina movimientos oscilatorios y rotatorios, provocando un efecto sobre la superficie dental que jamás podríamos lograr manualmente.

El cabezal de un cepillo eléctrico generalmente tiene fibras entrecruzadas, permitiendo que se pueda llegar a las hendiduras más complicadas y eliminar la suciedad, además de que una vez que se deteriora puede ser cambiado tranquilamente y ser adaptado al cuerpo. Incluso en el mercado actualmente, hay mucha variedad de cabezales que se adaptaran a las necesidades de cada usuario, mientras que, en el cepillo manual las fibras del cabezal son más que todo verticales y no se puede cambiar. Una vez que cumple su vida útil, debe ser desechado.

Opinión sobre el cepillo manual

El cepillo manual debe cambiarse mínimo cada mes, debido a que la disposición de sus cerdas permite el asentamiento de bacterias, sin embargo, el eléctrico puede ser utilizado varios años, ¡OJO ! lo único que tendrías que cambiar seria el cabezal cada poco tiempo, aunque no tanto como cada mes, porque está diseñado de una forma que evita la aglomeración de bacterias y el deterioro prematuro de sus fibras.  

Las baterías de los cepillos eléctricos, suelen durar en promedio de 5 a 12 días, pero si alguna vez olvidas cargarlo y a la hora de uso te das cuenta que se ha quedado descargado, suele ser algo incómodo, sin embargo, con el manual no tenemos ese problema.

Opinión de los cepillos eléctricos

Traen una variedad de aditivos tecnológicos, donde podremos conseguir:

  • Detector de presión, para reducir la fuerza ejercida durante el cepillado y proteger mucosas sensibles o evitar dañarlas.
  • Detector de localización, para que no quede ni una región sin cepillar.
  • Temporizador, obligándonos a realizar la higiene bucal los 2 minutos recomendados.

por si no te ha quedado claro, preferimos por “goleada” el cepillo eléctrico, y aunque aqui no ahondamos mucho en el tema, puedes ver todo lo que tenemos y las ventajas en nuestra pagina principal ( pinchando en el logo superior )

¿Qué es mejor, cepillo eléctrico o manual?
4 (80%) 2 votes

One Response

  1. Diego

Deja una respuesta